Claves para competir en el mercado laboral cuando acabe la pandemia

El Fondo Monetario Internacional lo ha dejado claro: El llamado Gran Confinamiento provocado por la pandemia del COVID-19 será la peor recesión desde la Gran Depresión de 1929, «dejando muy atrás» a la crisis financiera de 2008.

La Organización de las Naciones Unidas coincide con ese pronóstico y señala que al 25 millones de personas perderán sus empleos a nivel mundial.

Pero donde hay crisis también hay oportunidades. Y dentro de ese panorama tan desalentador aún hay espacio para la reinserción laboral. Amazon está contratado 100.000 empleados para satisfacer el incremento de la demanda de envío de mercancías a domicilio. Empresas farmacéuticas, consultoras de mercado, plataformas de aprendizaje en línea, productoras de artículos sanitarios se han visto en la necesidad de reclutar personal para aumentar su producción o mejorar sus procesos.

Aixa Zerpa, psicóloga clínica y experta en Recursos Humanos, es una de las optimistas que invita a mirar más allá del colapso económico y a prepararse para tomar las primeras oportunidades cuando la situación mejore.

Zerpa cree que esa recuperación ocurrirá más rápido de lo que muchos imaginan. A diferencia de la Gran Depresión de 1929, «hoy existen muchos trabajos automatizados que no requieren ni de muchas personas ni de su presencia física. Es decir, estamos rodeados de una tecnología que no solo facilita nuestro trabajo, sino que ofrece soluciones más rápidas, inmediatas y hasta anticipadas a las necesidades de las personas por estudios de tendencia de los consumidores».

La asesora en reclutamiento asegura que ese avance tecnológico ofrece una ventaja enorme para agilizar el reinicio de las actividades empresariales.

También cree que aunque ya comienza a verse la pérdida de puestos de trabajo, no es menos cierto que surgen otras necesidades que no existían y que serán cubiertas por profesionales especializados, autónomos y emprendedores.

«Entonces, ¿habrá gente sin empleo? Si, indudablemente; pero a la vez, habrá más empleos para necesidades nuevas que van a surgir, lo cual creará una dinámica laboral muy interesante que ayudará en el proceso general de recuperación económica», dijo la experta en reclutamiento.

Los cambios que se avecinan

Zerpa anticipa al menos cinco tendencias que se impondrán cuando cese la pandemia.

Teletrabajo: Las empresas que a principios de 2020 aún ponían en duda la efectividad del trabajo a distancia se han visto obligadas a aplicarlo y, a medida que pase el tiempo, comprobarán que funciona.

Innovación: Si durante esta pausa se te ha ocurrido una buena idea en tu área de conocimiento, es un buen momento para desarrollarla. Zerpa opina que habrá un gran interés por implementar nuevas propuestas de trabajo que surgieron durante el confinamiento.

Lo presencial: Las restricciones presupuestarias y de movilidad dificultarán las reuniones presenciales, lo que las hará más preciadas. El mercado le dará más valor a trabajo presencial y los encuentros personales.

Confianza: La actividad empresarial no ha cesado y, aunque las primeras semanas han sido un poco caóticas, la mayoría de los equipos se han acoplado sobre la marcha a trabajar con un mismo objetivo, cumpliendo plazos, aunque estén geográficamente distantes. Al final del confinamiento, “los supervisores habrán aprendido  a confiar en su personal sin tener que verlos las 8 horas en un oficina”.

Agradecimiento: Muchos de los empleados se quejaban de manera constante de su lugar de trabajo ahora añoran la calidad de sus escritorios, su conexión de internet, la sala de reuniones, su silla ergonómica, o los programas especializados instalados en los ordenadores de la oficina. “Las personas valorarán aún más los recursos ofrecidos por las empresas para asegurar un buen trabajo”.

La clave de la anticipación

El lugar: Si estás desempleado o quisieras cambiar tu empleo, Zerpa recomienda que puedes aprovechar este tiempo de confinamiento para investigar el mercado laboral e identificar las empresas con las que pudieras tener afinidad porque compartes sus valores o te interesa su sector de influencia y crees que sería una opción para tu desarrollo profesional.

La función: Otra estrategia es identificar nuevos roles, que se asocien a tu área, que desconocías, pudieran interesarte y en los que encajas como anillo al dedo.

Los recursos: Nunca está de más familiarizarte con las distintas páginas de empleo. Zerpa explica que no todas son iguales ni están dirigidas al mismo tipo de profesional. Lo ideal es que te enfoques en aquellas donde veas más oportunidades según tu tipo perfil.

Si no conoces cómo funciona LinkedIn para buscar empleo, es el momento de descubrirlo porque ofrece posibilidades que muchos desconocen.

Tu carta de presentación: Desempolva tu CV. Es fundamental actualizarlo, mejorar su diseño y contenido. Y no te olvides de hacer varias versiones según el tipo de empresa a la que vas a aplicar y al rol al que apuntas.

Los conocimientos: Estudia cursos en línea que enriquezcan tus conocimientos y agreguen valor a tu CV.

Aprende a comunicar: Es importante  aprender a superar las entrevistas de trabajo online, que es la vía que más se utilizarán en los próximos meses y que ahora es la única posible.

Nota publicada originalmente en Yahoo Noticias.