Para ser un desenterrador de secretos, la vida de Julian Assange es bastante complicada.

Atrás quedó la imagen del hombre espigado, de mirada penetrante, que acaparaba las primeras planas de las revistas hace una década.  Es difícil reconocer a simple vista a Assange al ver las imágenes en las que es sacado a la fuerza de la embajada de Ecuador en Londres.

Ecuador retira el asilo a Assange y Londres lo detiene por petición de EE. UU. #11Abr https://t.co/hWlPNxP79N pic.twitter.com/9KOZq2yCmz — NTN24 (@NTN24) 11 de abril de 2019

Seis funcionarios de Scotland Yard cargaron al activista australiano hasta el vehículo blindado que lo llevaría a una comisaría policial en el centro de Londres donde esperó hasta ser trasladado al Tribunal de Westminster que lo declaró culpable de haber violado su libertad condicional en 2012. Tiene 47 años pero parece un anciano.

Seguir leyendo en Yahoo en Español.