El estadounidense que viajó en julio a la selva amazónica de Venezuela para buscar a su madre yanomami y llevarla de visita a Estados Unidos regresó en octubre solo y enfermo, pero nunca derrotado.

David Good está decidido a volver a la jungla todas las veces que sea necesario hasta lograr que Yarima lo acompañe a su hogar en el estado de Pensilvania, donde la esperan sus otros dos hermanos.

En una carta publicada a su regreso de su última expedición a territorio yanomami, Good explicó que sus esfuerzos se vieron empañados por la enfermedad. “Estuve hospitalizado con malaria y pasé muchas semanas recuperando mi fuerza y mi salud”.

Sigue leyendo en Yahoo Noticias.