dom. Dic 16th, 2018

La Virgen del Valle calma las aguas y viene a traer la paz

Mientras la tormenta Isaac se dirigía hacia el norte del Caribe e inundaba República Dominicana y Haití hace unas semanas, los margariteños respiraban aliviados y comentaban que la Virgen del Valle mantenía alejadas las tempestades.

Y es que la imagen de un metro de alto, que representa a la Inmaculada Concepción y que llegó a Margarita en 1542 después de quedar intacta tras el paso del huracán que destrozó la ciudad de Nueva Cadiz, es considerada una Virgen milagrosa que protege a la isla de las furias de las aguas.

El 7 de diciembre de 2008, tras varios días de intensa lluvia, los ríos que bajan de la Sierra se desbordaron sobre el pueblo del Valle del Espíritu Santo, municipio García, justo el día antes de que la Patrona de Oriente fuera elevada nuevamente a su camarino en la Basílica Menor.

Relatan los habitantes del pueblo, que las aguas abrieron las puertas del templo, pero la Virgen quedó arrimada milagrosamente en un rinconcito y ni una gota cayó sobre sus vestiduras.  

La devoción por la Virgen del Valle se mantiene intacta entre los margariteños y crece entre “los navegados”, aquellos venezolanos de tierra firme o extranjeros que deciden hacer de Nueva Esparta su nuevo hogar. “Sólo la Virgen decide quién se queda en Margarita y quien no”, advierte la devota Marisol Ribas, de La Vecindad, municipio Gómez.

Testimonios

Willmer Linares es uno de los cientos de voluntarios que trabaja como asistente de protocolo en las festividades de la Virgen. Relata que vino muy enfermo desde Mérida en 1999. “Gracias a la Virgen me sané y hoy llevo una buena vida. Le estaré eternamente agradecido”.

La joven Ana Calsada viene todos los años con su familia desde  Pedro González, municipio Gómez, a ver la imagen de cerquita cuando la bajan del altar de la Basílica Menor el 1 de septiembre. “Para donde va el margariteño, va la Virgen del Valle. Ella nos protege, nos guía, nos consuela”.

Para el presbítero Luis Eloy Serrano, párroco rector de la Basílica Menor, la Virgen trae un mensaje de paz y reconciliación para los venezolanos. ”Las palabras sobran. La alegría es un don de dios y justamente es lo que ella viene a traer a este pueblo: alegría, gozo, paz, y un mensaje de reconciliación y esperanza”.

Mar de ofrendas

En el Museo Diocesano del Valle hay evidencias de la devoción que despierta la llamada Virgen Bonita, patrona de los marinos y de la armada venezolana. Miles de medallas de graduación, trofeos deportivos, placas familiares, réplicas de barcos, casas, anillos de matrimonio, dijes en miniatura con forma de brazos, piernas, corazones, hígados, pulmones, son exhibidos a los visitantes como muestra del agradecimiento de los creyentes por los favores recibidos.

Hasta el piloto de Fórmula 1, Pastor Maldonado, entregó los guantes que usó al obtener el Gran Premio de Mónaco, en la categoría GP2, en 2008

.  

Datos: Se espera que unos 50.000 feligreses se congreguen en el Campo Eucarístico para asistir a  la misa de conmemoración de los 101 años de coronación canónica de la Virgen del Valle. Los asistentes encontrarán señalización para estacionar sus vehículos, y contarán con autobuses que los acercarán al santuario. Unos 1240 funcionarios de la Guardia Nacional, Protección Civil, Bomberos, Cruz Roja, y las policías regionales estarán desplegados para resguardar la seguridad, movilización y la asistencia médica de los feligreses. Se oficiará misa a las  5 a.m., a las 9 a.m. y a las 6 p.m.

(Publicado en Últimas Noticias)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *