¿Qué pasaría si no existiera la Organización Mundial de la Salud?

¿Qué pasaría si no existiera la Organización Mundial de la Salud?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha resultado ser el chivo expiatorio de la pandemia del COVID-19.

Estados Unidos y Europa hicieron caso omiso a las insistentes advertencias de la OMS sobre la necesidad de tomar medidas de prevención y aislamiento para evitar la propagación del Sars-CoV-2 cuando detectó el brote en Wuhan en el mes de enero.

Tres meses y 42.500 muertos después, el presidente estadounidense Donald Trump ha negado cualquier responsabilidad en su respuesta sanitaria tardía ante un tsunami viral que se aproximaba con fuerza y al que restó importancia.

Trump ha preferido alegar que el máximo organismo sanitario mundial encubrió información de lo que estaba ocurriendo en China. Y como castigo de la presunta falla, anunció la suspensión del aporte de Estados Unidos para financiar importantes programas en las regiones más pobres del mundo.

Los ataques políticos sobre el manejo de la pandemia es sólo uno de los frentes abiertos para la OMS. 

Miles de científicos financiados por la OMS trabajan en investigaciones sobre el control del consumo del tabaco y drogas, VIH/Sida, enfermedades tropicales, cáncer, salud mental, tratamiento de aguas, control de la contaminación del aire, salud reproductiva, hepatitis, tuberculosis, nutrición, enfermedades cardiovasculares, diabetes, entre otras patologías y problemas que afectan a grandes sectores de la población.

Sus equipos de respuesta rápida han actuado para contener 32 emergencias sanitarias entre enero y abril del 2020. En el 2019, supervisó y ayudó a contener 60 epidemias. Además del COVID-19, entre las más recientes se encuentran brotes de fiebre amarilla, ébola MERS-CoV.

La fiebre amarilla

El 18 de abril, la OMS confirmó que en la República de Sudán del Sur hay casos activos de fiebre amarilla, una enfermedad hemorrágica viral aguda que se transmite por mosquitos infectados, puede propagarse con rapidez y tiene el potencial de tener un grave impacto en el sistema sanitario. 

La OMS clasificó a Sudán del Sur como un país de alto riesgo, en el marco del programa Eliminar las Epidemias de Fiebre Amarilla (EYE, según sus siglas en inglés), para apoyar a 40 países de África y las Américas donde el virus es endémico.

La buena noticia es que existe la vacuna de la fiebre amarilla, que es el principal mecanismo de controlar y prevenir la enfermedad. Y cuando una persona es vacunada contra la fiebre amarilla, la inmunidad dura toda la vida.

Pero en el Condado Kajo Keji, donde se encuentran los casos, la inmunidad es cercana al 0% porque la población no está vacunada.  Es decir, todos pudieran contagiarse y no existe un tratamiento antivírico una vez que una persona contrae la enfermedad.

Los expertos de la OMS están diseñando programas de vacunación con las autoridades sudanesas y alertan a todos los viajeros internacionales mayores de 9 meses de edad a vacunarse antes de viajar.

Ébola

El brote del ébola en la República Democrática del Congo está controlado pero no es una cosa del pasado. La OMS confirmó la existencia de tres nuevos casos de la peligrosa enfermedad hemorrágica entre el 10 y el 14 de abril en la provincia de Kivu del Norte.

Los equipos sanitarios han investigado un promedio de 2015 alertas diarias desde el 8 al 14 de abril. De ese total, unas 177 alertas diarias fueron validadas como casos sospechosas, lo que requirió pruebas especiales de laboratorio para confirmar o descartar el ébola.

La dificultad es que el personal entrenado ahora está atendiendo las posibles alertas de COVID-19, lo que podría disminuir el nivel de vigilancia a los casos de ébola, un virus que es transmitido al ser humano por animales salvajes y se propaga en las poblaciones humanas por transmisión de persona a persona. 

Las medidas sanitarias son esenciales en las poblaciones con ébola porque la tasa de letalidad ronda el 50%, es decir, la mitad de los contagiados muere. Y aunque la hidratación y algunos tratamientos ayuda las posibilidades de sobrevivir, aún no existe un tratamiento para curar ni una vacuna para prevenir su contagio.

La OMS ha pedido una inyección urgente de 20 millones de dólares para asegurar que los equipos de respuesta que trabajan en el Congo tengan la capacidad de mantener sus operaciones hasta mayo de 2020 y contener el avance de la enfermedad.

Los esfuerzos continuos desde el último gran brote ocurrido entre 2014 y 2016 han contenido la expansión regional del virus. La OMS redujo el riesgo de alto a moderado en el Congo y sus países vecinos, mientras que el peligro de que se propague a nivel mundial sigue siendo bajo.

Mers-COV

Un tipo específico de coronavirus fue detectado en 18 pacientes y causó la muerte de 5 personas en Arabia Saudita en febrero del 2020. 

Se trata del MERS-COV, una enfermedad respiratoria vírica que puede agravarse hasta causar la muerte en el 35 por ciento de los casos.

Los científicos aún intentan dilucidar los mecanismos de actuación de este virus que ha infectado a 2538 personas y causado 871 fallecidos desde su aparición en el 2012.

Los dromedarios, un mamífero de gran tamaño usado como transporte y para las tareas agrícolas en las áreas desérticas, han sido identificados como la fuente de infección directa o indirecta del MERS-CoV.

La OMS pronostica que seguirán apareciendo de virus respiratorio en el Oriente Medio y que es posible que se exporten casos a otros países con el viaje de personas que ha estado en contacto directo con dromedarios o han consumido sus productos, como pudiera ser la leche no pasteurizada del animal.

Su recomendación es evitar el contacto con esos animales al visitar granjas, mercados o establos. Y si eso no es posible, adoptar estrictas medidas de higiene, como lavarse las manos con agua y jabón antes y después de tocar animales. También es imprescindible hervir la leche de camello persa antes de consumirla.

Matar al mensajero

La lista de emergencias sanitarias advertidas en los últimos 15 meses por la OMS de enfermedades virales o bacterianas que pudieran generar graves problemas sanitarios nacionales y regionales es larga. El dengue, el sarampión, la fiebre de Lassa, la fiebre del Valle del Rift, el zika, el cólera, el polio, el chikungunya, el hantavirus son solo algunos de los patógenos que andan al acecho en distintos países del mundo.

La OMS dicta las recomendaciones que deben seguir los gobiernos, ofrece la capacitación técnica, financia proyectos para bajar las tasas de mortalidad materno-infantil, aumentar la expectativa de vida y el bienestar de las poblaciones.

Los países industrializados, con poca incidencia de enfermedades endémicas como la malaria y bajos niveles de desnutrición, toman con más holgura las recomendaciones de la OMS y la llegada del COVID-19 los agarró desarmados.

Trump, quien se juega la reelección dependiendo de su éxito o fracaso en el manejo de la pandemia, prefirió lanzar la papa caliente a la OMS y acusarla de “fallar en compartir la información en el tiempo adecuado y de una manera transparente”.

Pero un reportaje de la cadena de televisión MSNBC aseguró que al menos 15 funcionarios del gobierno de Trump trabajaban a tiempo completo en la sede la OMS en Ginebra desde el primer día en que China reveló la existencia del brote el 31 de diciembre de 2019. En las semanas siguientes, los principales científicos estadounidenses deliberaron sobre los hallazgos de la OMS, tuvieron acceso pleno a la información disponible hasta el momento y contribuyeron a elaborar las recomendaciones y conclusiones del ente sanitario mundial.

Algunos expertos han expresado que se puede debatir sobre la eficacia de las medidas de la OMS ante la pandemia, pero han levantado la voz en contra de las sanciones de Trump al organismo creado en 1948, para ayudar a combatir de manera conjunta las enfermedades y velar por las condiciones sanitarias mínimas de todos los ciudadanos del planeta.

Y en medio de una pandemia del coronavirus, el camino sería fortalecer a la OMS para que corrija sus fallas y ayude a coordinar los recursos y la información para combatir la enfermedad y salvar vidas.

La OMS es tan buena como sus miembros

La OMS no es un organismo autónomo. Se trata del organismo de las Naciones Unidas dedicado a dictar pautas para las políticas de salud públicas de los estados miembros. 

Kelley Lee, investigadora de salud pública de la Universidad Simon Fraser, dijo a la publicación VOX, que la OMS es tan efectiva como lo sean los países que la constituyen, incluidas las superpotencias. Y que es correcto culpar a la OMS si no la revistes de la autoridad y los recursos para actuar.

“Decir: OMS no debe hacer esto, la OMS no debe hacer aquello. Pues la OMS son sus estados miembros. Así que si no quieres que la OMS haga algo, entonces los estados miembros tienen que reunirse y decirle lo que tiene que hacer”, expresó Lee.

Otra consideración es que se trata de una organización gigantesca, con una sede principal, oficinas regionales y oficinas en los países. Además de que con el pasar del tiempo la definición de salud ha cambiado y no se trata sólo de la ausencia de enfermedad.

Entonces la OMS debe incluir todas las filosofías de lo que significa la salud para sus países miembros y satisfacer las necesidades de los países con altos ingresos y los países con grandes necesidades.

“Desde el principio, creo que era imposible de lograr todo para lo que fue creada, a menos que tuvieras los recursos necesarios. El establecimiento de prioridades siempre ha sido un problema y ha sido un esfuerzo continuo reformar la organización para jerarquizar mejor esas prioridades; cuando todo es una prioridad, nada es una prioridad”, dijo Lee.

Es obvio que en una pandemia como la actual, la prioridad mundial es frenar el COVID-19. Pero hay decenas de otros problemas sanitarios que no son menos importantes, como mantener a raya la propagación de otros virus mortales, el tratamiento de las enfermedades crónicas, las jornadas masivas de vacunación de las enfermedades prevenibles. Y esa es una de las tareas de la OMS.

Si los grandes donantes como Estados Unidos retiran su apoyo, ¿qué programas sanitarios esenciales debrán ser suspendidos en África, Asia y América Latina por falta de presupuesto, cuántas personas quedarán sin atención médica, sin programas de prevención, cuántas personas morirán?

Nota publicada originalmente en Yahoo Noticias.

Claves para competir en el mercado laboral cuando acabe la pandemia

Claves para competir en el mercado laboral cuando acabe la pandemia

El Fondo Monetario Internacional lo ha dejado claro: El llamado Gran Confinamiento provocado por la pandemia del COVID-19 será la peor recesión desde la Gran Depresión de 1929, «dejando muy atrás» a la crisis financiera de 2008.

La Organización de las Naciones Unidas coincide con ese pronóstico y señala que al 25 millones de personas perderán sus empleos a nivel mundial.

Pero donde hay crisis también hay oportunidades. Y dentro de ese panorama tan desalentador aún hay espacio para la reinserción laboral. Amazon está contratado 100.000 empleados para satisfacer el incremento de la demanda de envío de mercancías a domicilio. Empresas farmacéuticas, consultoras de mercado, plataformas de aprendizaje en línea, productoras de artículos sanitarios se han visto en la necesidad de reclutar personal para aumentar su producción o mejorar sus procesos.

Aixa Zerpa, psicóloga clínica y experta en Recursos Humanos, es una de las optimistas que invita a mirar más allá del colapso económico y a prepararse para tomar las primeras oportunidades cuando la situación mejore.

Zerpa cree que esa recuperación ocurrirá más rápido de lo que muchos imaginan. A diferencia de la Gran Depresión de 1929, «hoy existen muchos trabajos automatizados que no requieren ni de muchas personas ni de su presencia física. Es decir, estamos rodeados de una tecnología que no solo facilita nuestro trabajo, sino que ofrece soluciones más rápidas, inmediatas y hasta anticipadas a las necesidades de las personas por estudios de tendencia de los consumidores».

La asesora en reclutamiento asegura que ese avance tecnológico ofrece una ventaja enorme para agilizar el reinicio de las actividades empresariales.

También cree que aunque ya comienza a verse la pérdida de puestos de trabajo, no es menos cierto que surgen otras necesidades que no existían y que serán cubiertas por profesionales especializados, autónomos y emprendedores.

«Entonces, ¿habrá gente sin empleo? Si, indudablemente; pero a la vez, habrá más empleos para necesidades nuevas que van a surgir, lo cual creará una dinámica laboral muy interesante que ayudará en el proceso general de recuperación económica», dijo la experta en reclutamiento.

Los cambios que se avecinan

Zerpa anticipa al menos cinco tendencias que se impondrán cuando cese la pandemia.

Teletrabajo: Las empresas que a principios de 2020 aún ponían en duda la efectividad del trabajo a distancia se han visto obligadas a aplicarlo y, a medida que pase el tiempo, comprobarán que funciona.

Innovación: Si durante esta pausa se te ha ocurrido una buena idea en tu área de conocimiento, es un buen momento para desarrollarla. Zerpa opina que habrá un gran interés por implementar nuevas propuestas de trabajo que surgieron durante el confinamiento.

Lo presencial: Las restricciones presupuestarias y de movilidad dificultarán las reuniones presenciales, lo que las hará más preciadas. El mercado le dará más valor a trabajo presencial y los encuentros personales.

Confianza: La actividad empresarial no ha cesado y, aunque las primeras semanas han sido un poco caóticas, la mayoría de los equipos se han acoplado sobre la marcha a trabajar con un mismo objetivo, cumpliendo plazos, aunque estén geográficamente distantes. Al final del confinamiento, “los supervisores habrán aprendido  a confiar en su personal sin tener que verlos las 8 horas en un oficina”.

Agradecimiento: Muchos de los empleados se quejaban de manera constante de su lugar de trabajo ahora añoran la calidad de sus escritorios, su conexión de internet, la sala de reuniones, su silla ergonómica, o los programas especializados instalados en los ordenadores de la oficina. “Las personas valorarán aún más los recursos ofrecidos por las empresas para asegurar un buen trabajo”.

La clave de la anticipación

El lugar: Si estás desempleado o quisieras cambiar tu empleo, Zerpa recomienda que puedes aprovechar este tiempo de confinamiento para investigar el mercado laboral e identificar las empresas con las que pudieras tener afinidad porque compartes sus valores o te interesa su sector de influencia y crees que sería una opción para tu desarrollo profesional.

La función: Otra estrategia es identificar nuevos roles, que se asocien a tu área, que desconocías, pudieran interesarte y en los que encajas como anillo al dedo.

Los recursos: Nunca está de más familiarizarte con las distintas páginas de empleo. Zerpa explica que no todas son iguales ni están dirigidas al mismo tipo de profesional. Lo ideal es que te enfoques en aquellas donde veas más oportunidades según tu tipo perfil.

Si no conoces cómo funciona LinkedIn para buscar empleo, es el momento de descubrirlo porque ofrece posibilidades que muchos desconocen.

Tu carta de presentación: Desempolva tu CV. Es fundamental actualizarlo, mejorar su diseño y contenido. Y no te olvides de hacer varias versiones según el tipo de empresa a la que vas a aplicar y al rol al que apuntas.

Los conocimientos: Estudia cursos en línea que enriquezcan tus conocimientos y agreguen valor a tu CV.

Aprende a comunicar: Es importante  aprender a superar las entrevistas de trabajo online, que es la vía que más se utilizarán en los próximos meses y que ahora es la única posible.

Nota publicada originalmente en Yahoo Noticias.

Las improvisadas soluciones para educar a distancia a millones de niños sin acceso a la web

Las improvisadas soluciones para educar a distancia a millones de niños sin acceso a la web

Millones de familias en Iberoamérica enfrentan el desafío de educar a sus niños en sus hogares para cumplir con las órdenes de confinamiento de pandemia del COVID-19, aunque no cuentan con la preparación académica ni las herramientas para lograrlo.

Uno de los pocos países con experiencia en una situación similar es México, que en 2009 se vio obligado a suspender las actividades durante 15 días para controlar la propagación de la influenza AH1N1.

Todo parece indicar que ese amargo episodio no sirvió de escarmiento y que el nuevo coronavirus agarró otra vez desprevenidas a las autoridades mexicanas, quienes tienen la responsabilidad de garantizar el derecho fundamental a la educación a 36 millones de estudiantes.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dio un vuelco a la enseñanza de un país geográficamente vasto y profundamente desigual con una reforma educativa que derogó iniciativas pasadas, incluyó la formación en valores, y estableció la obligatoriedad de la educación superior.

AMLO también estableció medidas para garantizar la equidad de la educación, ofrecer la alimentación en las zonas vulnerables y becas para los estudiantes en desventaja económica.

Pero al no diseñar un plan estratégico nacional de educación a distancia para momentos en crisis y no fortalecer las plataformas de educación digital, la población con menores recursos quedará excluida de la enseñanza durante la pandemia del COVID-19.

El académico Alejandro Enríquez Torres dijo a Expansión que el gobierno federal se enfocó más en cuestiones políticas que en los procesos de enseñanza-aprendizaje  y por eso «ahora la contingencia nos sorprende».

La falta de previsión hizo que muchos alumnos dejaran sus útiles en la escuela. Se cree que buena una parte de los 176 millones de libros de texto que el gobierno distribuyó a comienzo del año escolar permanecen inaccesibles dentro de los planteles.

Una de las estrategias anunciadas por la Secretaría de Educación Pública (SEP) para que el alumnado siga estudiando es el programa «Aprende en Casa», que se transmite el canal 11.2 de televisión abierta, de lunes a viernes.

Esa solución luce insuficiente en un país donde unos 7 millones de niños en edad de asistir a la educación básica viven en localidades rurales sin acceso a internet.

Los que mejor aprovecharán las medidas actuales serán los alumnos de las zonas urbanas de clase media, con padres con una escolaridad suficiente para ayudar a sus hijos. Aunque los expertos advierten que los padres pueden ayudar a sus hijos a estudiar pero no pueden suplir permanentemente la función de un docente.

Desigualdad argentina

La situación en Argentina no es más alentadora. La posibilidad cada vez más real de que los 11 millones de estudiantes argentinos de educación preescolar, primaria y media no regresen a las aulas y deban continuar el curso de manera remota, perjudica especialmente a las familias con menos ingresos y de sectores rurales.

El Ministro de Educación, Nicolás Trotta, ha dejado claro que aún falta para que los niños vuelvan a sus escuelas. «Se reanudarán cuando la OMS (Organización Mundial de la Salud) asegure que no hay ningún riesgo para las familias», dijo el miércoles 8 de abril a una emisora local.

Se alarga así la interrupción de las actividades escolares, que comenzaron el 20 de marzo cuando el presidente Alberto Fernández decretó una estricta cuarentena a nivel nacional.

Argentina intentará equilibrar la brecha entre los estudiantes sin recursos ni acceso a la tecnología y los hiperconectados chicos urbanos de clase media alta con la transmisión de programas educativos por internet, radio y televisión.

Trotta explicó al diario Clarín que ya comenzaron la emisión del programa Seguimos Educando, «con 14 horas de TV diarias y 7 horas de programación radial para abarcar la educación rural» y la distribución de 7 millones de cuadernos.

El ministro pidió solidaridad a los propietarios de los colegios privados para que difieran los pagos de las matriculas escolares, que en muchos hogares de clase media representan un alto porcentaje del presupuesto familiar.

«I don´t speak English»

La población hispana en Estados Unidos ha sido golpeada con fuerza por el coronavirus. Las primeras estadísticas divulgadas sobre los fallecimientos  en Nueva York han indicado que el 34% de las víctimas fatales son latinos.

El COVID-19 también amenaza la enseñanza de los niños migrantes cuyos padres no hablan inglés. El proceso de adquisición del lenguaje suele ser rápido en los estudiantes de educación básica debido a la exposición constante al nuevo idioma en las aulas, a la interacción con los compañeros y a los programas de adaptación para los alumnos extranjeros.

Pero la situación cambia cuando los muchachos deben seguir el ritmo de la enseñanza online en un hogar donde los padres no hablan inglés.

Cifras recientes del Departamento de Educación de Estados Unidos señalan que el 10 por ciento de los estudiantes de las escuelas públicas están en el proceso de aprender inglés. Eso indica que casi 5 millones de niños y jóvenes hispanos tendrán dificultades para seguir las instrucciones a distancia impartidas por sus educadores.

Investigadores han señalado que el cierre de las escuelas por la pandemia actuará un proceso recurrente conocido como «el retroceso del verano», en el que los estudiantes pierden habilidades lingüísticas cuando pasan las vacaciones escolares comunicándose en otros idiomas.

La estrategia colombiana

Colombia no está preparada para continuar el año escolar mediante la educación a distancia porque menos del 37 por ciento de los diez millones de estudiantes de los colegios públicos no tienen un ordenador y conexión a internet en sus hogares, reveló la revista Semana.

Luz Karime Abadía, del Laboratorio de Economía de la Educación (LEE), de la Universidad Javeriana, declaró: “Esto muestra, claramente, que en el país nos falta la dotación tecnológica para asumir una situación así”.

La Secretaría de Educación de Bogotá ha preparado el programa «Aprende en casa» para los 800.000 estudiantes de colegios públicos de Bogotá, aunque no queda claro cómo resolverán los problemas de acceso a la tecnología en las barriadas populares o si esa iniciativa será replicada en el resto del país.

Las autoridades educativas colombianas asumen que se encuentran e un período de adaptación y fortalecimiento de las capacidades tecnológicas y que les hace falta reorientar las estrategias pedagógicas para que los niños aprenda con esas herramientas.

“Estamos implementando el uso de nuevas tecnologías, en articulación con sus entidades aliadas, dirigidas a la comunidad educativa, para orientar el uso pedagógico de las plataformas Moodle y Microsoft Teams. Igualmente, para enriquecer las posibilidades de trabajo exploratorio, autónomo y de profundización, el Portal Red Académica cuenta con más de 600 contenidos digitales que pone a disposición de estudiantes, docentes, familias y cuidadores”, dijo que Edna Bonilla, secretaria de Educación de la capital.

Chile digital

Quizá uno de los países iberoamericanos mejor preparados para enfrentar los desafíos de la educación digital en tiempos de coronavirus es Chile, que también suspendió las actividades, modificó el calendario educativo y ya tiene disponible los textos escolares del primero al doceavo grado de educación básica en internet.

Manuel Alcaino, consultor de educación del BID en Chile,  explicó que la conectividad es alta, especialmente en los dispositivos móviles.

Las autoridades chilenas han tomado medidas adicionales para las poblaciones geográficamente distantes o vulnerables, como la repartición física de libros y la reorganización de las canastas de alimentos.

Por eso fue tan previsible el colapso de las plataformas educativas de las comunidades autónomas cuando comenzó el estado de alarma el 15 de marzo. En la Comunidad de Madrid, el correo de la plataforma Educa Madrid colapsó de tal manera que era necesario ingresar muy temprano en la mañana o tarde en la noche para acceder a los correos con el listado de deberes escolares.

Padres y niños, acostumbrados al subrayado de textos físicos como la herramienta nemotécnica básica, se encontraron desarmados ante una nueva manera de aprender, en la que la alfabetización tecnológica es vital.

El impacto del COVID-19 ha sido tan devastador que no aún no se sabe si los alumnos regresarán al colegio a cursar la recta final de un año lectivo que termina en junio. Por lo pronto, el Consejo Escolar del Estado se ha negado a seguir los pasos de Italia, que aprobó el curso a todos los estudiantes. Muchas familias han desafiado la medida, alegando que se deja a un lado a los vulnerables.

En España, los alumnos tendrán el desafío de ser evaluados a distancia, aunque muchos no estén familiarizados con las herramientas y existan familias que no tienen ordenadores en sus hogares.

Volver al futuro

Los padres que sienten angustia porque no saben cómo ayudar a sus hijos a cumplir con los objetivos escolares desde casa tienen que saber que no están solos.  Unos 1.500 millones de estudiantes de 159 países se quedaron de la noche a la mañana fuera de las aulas y se verán forzados a aprender de una manera diferente, indicó la Unesco.

En Iberoamérica uno de los casos más extremos lo tiene Venezuela. Antes del comienzo de esta crisis mundial ya atravesaba una emergencia humanitaria compleja, en la que el 59% de los hogares no tenían los recursos necesarios para comer.

Aunque el gobierno de Nicolás Maduro ya suspendió las clases presenciales hasta el próximo año escolar, organizaciones de derechos civiles han denunciado que es imposible continuar la educación a distancia porque el 44% por ciento del territorio no tiene conexión a internet y el 56% restante tiene un servicio precario. Otro dato es que en varios estados apenas reciben pocas horas de energía eléctrica.

Ese panorama dista mucho de la situación de sus socios chinos, que para el 2 de febrero ya tenían 22 poderosas plataformas digitales con 24.000 cursos en línea, de los cuales unos 400 eran aulas experimentales de simulación virtual.

Pero dejando a un lado esos dos extremos de la compleja situación de la educación digital, está claro que los afortunados con internet y al menos un dispositivo móvil, en cualquier país del mundo, deberían aprovechar el confinamiento para experimentar y probar las herramientas de educación a distancia.

La crisis del COVID-19 agarró al mundo desprevenido y para nadie será un año normal.

Las comunidades educativas que tomen esta contingencia como una oportunidad para fortalecer sus plataformas digitales no sólo estarán preparadas si el mundo vuelve a vivir otra pandemia, sino que desarrollarán recursos educativos que enriquezcan la insustituible relación entre los alumnos y los maestros.

Nota publicada originalmente en Yahoo Noticias.

¿Por qué los famosos alardean de sus lujos en medio de la tragedia global por el COVID-19?

¿Por qué los famosos alardean de sus lujos en medio de la tragedia global por el COVID-19?

Las creencias y aprendizajes se reafirman en tiempos de crisis. Eso explica por qué los famosos se empeñan en mostrar al resto de los mortales que son más bellos, más afortunados y que siguen disfrutando de sus lujos en medio de la pandemia.

Para comprender las conductas de las celebridades, el psicólogo Daniel Palacino explicó que primero hay que comprender que en Occidente estamos hipersocializados en el individualismo. «Del mismo modo que en la Edad Media Dios era el centro del universo sobre el que pivotaba todo, en nuestra cultura ‘el individuo’ ha tomado ese lugar». Y eso es particularmente cierto en Estados Unidos.

Leer texto completo en Yahoo Noticias

El fenómeno atmosférico que sorprendió a los venezolanos

El fenómeno atmosférico que sorprendió a los venezolanos

La Semana Santa 2020 se perfilaba aburrida en Venezuela a falta de peregrinaciones, procesiones y reuniones familiares. Pero la aparición de un halo solar el Domingo de Ramos sorprendió a una población mayoritariamente católica que interpretó el fenómeno meteorológico como una señal divina.

Algunas iglesias doblaron sus campanas durante la misa del mediodía para celebrar la ocurrencia de este efecto óptico que ocurre cuando el cielo está muy despejado y se forma un aro radiante alrededor del sol. 

La explicación científica es que las únicas partículas de agua que hay en la atmósfera se encuentran muy arriba y se convierten en cristales de hielo. La luz del sol pasa por estos cristales y forma un halo de la misma manera que se forman un arcoíris, pero se ve en forma circular rodeando al astro.

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología de Venezuela informó que el fenómeno óptico-atmosférico comenzó alrededor de las 11h del domingo 5 de abril

Leer la nota completa en Yahoo Noticias.

Las advertencias sobre el COVID-19 en los cruceros que pocos escucharon (y hubieran salvado vidas)

Las advertencias sobre el COVID-19 en los cruceros que pocos escucharon (y hubieran salvado vidas)

La fantasía de navegar en una ciudad flotante donde todo es placer, descanso y diversión se convirtió en una pesadilla para decenas de pasajeros que quedaron atrapados en cruceros infectados con COVID-19.

Las debilidades de la multimillonaria industria turística se hicieron evidentes al desestimar las advertencias de los expertos y no poner en marcha estrictos protocolos de seguridad con tal de no arruinar las vacaciones en barcos diseñados como resorts de lujo.

Dieron más prioridad al esparcimiento que al resguardo de las vidas de los viajeros.

Como resultado, miles de personas han tenido que permanecer en sus camarotes durante semanas en espera de conseguir un puerto en el que le permitan desembarcar.

Leer nota completa en Yahoo Noticias.